,,

La oscura distopía de George Lucas.

Imagina el futuro de la humanidad en una ciudad subterránea,  controlada por la tecnología, en donde los sentimientos son reprimidos por medio de drogas que inhiben cualquier emoción, un lugar donde el control mental y la obediencia ciega son el pan de cada día.


 

Este siniestro escenario es donde se desarrolla la historia de “THX 1138” ópera prima del director estadounidense George Lucas, sí, ese Lucas, el mismo que dio pie a la creación de la religión Jedi, salida de la legendaria (y bastante lucrativa) saga de “Star Wars”.

 

En su primer filme Lucas nos transporta a un futuro sacado de novelas como “1984” o “Un mundo feliz”, un lugar donde el tecnofascismo impera controlando y monitoreando muy de cerca cada pensamiento y movimiento de las personas, a las cuales se les prohíbe cualquier tipo de interacción física, donde el sexo es castigado y la reproducción se lleva a cabo en probetas.


 

Los protagonistas de esta historia son una pareja de rebeldes que no quieren vivir anestesiados y cuestionan las formas y los modos de su realidad, muy al estilo de Lenina Crowne y Bernard Marx.

 

 

 

Cámaras y computadoras en todas partes, policías robóticos que mantienen la paz usando la fuerza y la represión (¿la guerra es la paz?) y un culto siniestro a una deidad plástica y estática que suprime las conciencias y restringe la libertad de pensamiento.

 

 

El amor es visto como un virus que obstaculiza la productividad y amenaza la estabilidad de los hombres esclavizados.

 

Este no es un filme de grandes peleas en el espacio, sino de grandes enfrentamientos internos y externos en la búsqueda de libertad. Si bien no goza de grandes efectos especiales, fueron de vanguardia y adelantados a su época, además de contar con un poderoso diseño sonoro que sentaría las bases creando un estándar de vídeo y sonido de alta fidelidad (de ahí el famoso THX).

 

Esta es una visionaria película que no puede faltar en tu colección y aunque no seas fan de la ciencia ficción, esta joya definitivamente es un must para todo entusiasta del cine.

 

 

DEJA UN COMENTARIO